Primavera

La fragancia para usar esta primavera

Hablemos de la edición de verano (en forma de eau de toilette) de un clásico en la categoría de perfumes con olor a limpio: CK One, de Calvin Klein.

Colonias de verano: qué buscamos en ellas
Hay muchos factores personales que intervienen a la hora de elegir una colonia de verano –para gustos, colores–, pero hay deseo universal que subyace de manera generalizada en la mente de todas las personas que deciden cambiar su perfume habitual por una colonia más ligera o eau de toilette: prolongar durante todo el día la sensación de frescor y limpieza que se tiene tras la ducha. Así lo confirman los perfumistas cuando se les pregunta por el cambio de armario olfativo y así lo corroboran las opiniones populares. En mi caso, dar con una colonia que alargue esa sensación es fundamental y eso es precisamente lo que me ha pasado con uno de los aromas que más están dando que hablar en las últimas semanas: CK One Reflections, la edición con té verde, hielo, lima ácida, jengibre y almizcle de un clásico entre los clásicos en la categoría de aromas con olor a limpio: CK One. Esta versión originaria fue creada en 1994 en pleno auge de lo que grandes perfumistas como Jean-Claude Ellena llaman ‘la fase higiénica de la perfumería’, en la que destacaron otros clásicos –tal y como explica el perfumista en el libro El perfume perfecto (Ed. Superflua)– como Paco Rabanne Pour Homme y Cool Water, de Davidoff.

Té verde y hielo para alargar la sensación de frescor y limpieza
Basta con googlear el nombre de CK One Reflections –es una fragancia vegana y con más de un 50% de ingredientes de origen natural– para entender que el furor por ella va mas allá del gusto de una servidora. Sus devotos –es unisex, como su antecesora, CK One–, confirman que huele a jabón, a infancia, a baño, a veranos de adolescencia, “al helado pirulo tropical”, dice una de sus reviews de Fragantica… Algunos usuarios avanzados, incluso, aconsejan usarla en combinación con otros perfumes más dulces para crear rebajar el dulzor y crear un olor más especial (el layering era esto).

Lo que opinan los perfumistas sobre el olor a limpio
El olor a limpio es uno de los que gusta de manera universal –“Hoy en día, si quiero complacer a los americanos, pongo un treinta por ciento de notas limpias automáticamente”, le dijo Ellena al periodista Chandler Burr–, pero también uno de los que genera más opiniones encontradas entre los perfumistas. Suele ser habitual que los perfumes limpios lleven compuestos sintéticos como aldehídos o dihidromircenol –este último estuvo presente en la fórmula de CK One y, tal y como afirman los expertos, también se ha usado para perfumar algunos detergentes de ropa–. Sin embargo, no a todos los perfumistas les gusta evocar el aroma a limpio con estas moléculas. De hecho, el propio Francis Kurkdjian lo resumió así: “Un olor a limpio puede ser sexy, no tiene por qué oler a detergente de ropa o a jabón”.

Otro ejemplo sobre lo diferente que puede ser la manera de evocar el olor a limpio lo tenemos en Gabrielle Chanel, de quien se dice que sentía predilección por los aromas limpios y jabonosos pero con un matiz menos obvio. As se lo hizo saber a Ernest Beaux, nariz del Nº5, al que le encargó “un perfume de mujer con olor a mujer”. Él lo llevó a cabo con los aldehídos de los que hablábamos antes, pero en una composición floral y empolvada que ha conseguido convertirse en icono de todos los tiempos. Porque en la subjetividad está el encanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *